Fundación BBK

Bihar, elegir el mañana.

Desafío.

Partiendo del hecho de cómo nuestro estilo de vida y decisiones delinean el futuro, BBK agente líder socioeconómico, innovador, abierto, eficaz y solvente en Vizcaya, planteaba un nuevo plan estratégico que buscaba seguir manteniendo y optimizando el Estado de Bienestar en la región y fomentar la competitividad sostenible y sus efectos presentes y futuros para la sociedad a través de una serie de acciones que ayudarán a educar, sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre este hecho.

Para mostrar la apuesta de BBK por modelos más sostenibles, partimos de una preocupación persistente en la sociedad, especialmente entre los más jóvenes: el cambio climático y el futuro de nuestro planeta .Un futuro que para el 75% de los jóvenes es aterrador, y que incluso para un 56%, la humanidad “ya está condenada”. Un pensamiento que ha provocado un sentimiento de derrotismo y la falsa creencia de que tomar decisiones sostenibles en nuestro día a día es inútil. Así para despertar a una sociedad adormecida, BBK tenía la necesidad de materializar cómo con cada una de nuestras decisiones elegimos el futuro, removiendo conciencias, a través de una campaña con la que la ciudadanía se sintiera identificada.

Para inspirar el debate social decidimos hacer un llamado de atención instalando la escultura viva de una niña en la Ría de Bilbao pensada para aparecer y desaparecer según las subidas y bajadas de las mareas. La escultura, creada junto con el artista hiperrealista mexicano y creador de Invisibile soledad, Rubén Orozco tenía como propósito servir de metáfora para representar el futuro de las generaciones y cómo con cada acción que realizamos escogemos el mañana. La Ría de Bilbao jugaba un papel fundamental en la pieza porque de las subidas y las bajadas de las mareas dependía lo que el espectador iba a ver, si la cabeza de una niña a flote o hundida. Para que esto fuese posible se hizo un trabajo de análisis de las mareas en la Ría y así poder determinar el tamaño que tenía que tener la cabeza.

Esta cabeza no solo era una obra de arte sino que tenía como fin servir de teaser para el cortometraje de ficción en el cual se profundiza en el posible escenario del Bilbao futurista. Un relato distópico pero basado en predicciones con el fin de hacer un llamado a la apuesta por la competitividad sostenible. Con la atención de las personas puestas sobre la niña que había aparecido en medio de la Ría, desvelamos de qué se trataba, anunciando la presentación del cortometraje protagonizado por la misma niña de la escultura.

Bihar, que significa “Mañana” en euskera, es el personaje principal de la historia: una niña que nace en 2020 durante la pandemia de Covid-19, y que vive en una sociedad que se desmorona lentamente a medida que envejece cada año. Un cortometraje futurista y distópico que recorre los diferentes momentos de su vida mientras lucha y se enfrenta a situaciones que la llevan al límite y que, a pesar de ser increíbles hoy en día, se retratan de una manera totalmente realista en el futuro. Este cortometraje es un ejercicio de reflexión, una forma de observar lo que está cambiando hoy y, lo más importante, una forma de vislumbrar lo que podría ser si seguimos apegados a modelos no sostenibles.

Para conseguir que este relato futurista fuera realista era necesario construir la historia en escenarios creíbles y probables. Es por esto que nos inclinamos por la prospectiva, campo que busca generar conocimiento sobre el futuro para poder tomar mejores decisiones en el presente. En este sentido, contamos con la colaboración de uno de los profesionales futuristas más reputados de España, Jordi Serra, quien tras varios meses de investigación y análisis de tendencias, nos ayudó a determinar y establecer una serie de acontecimientos que vivirá en el futuro nuestro protagonista Bihar.

Impacto.

En cuanto a resultados, Bihar recorrió el mundo obteniendo cobertura tanto en los principales medios nacionales como internacionales.

Alcance: +3000 impactos en medios y prensa, con un 30% de cobertura internacional al estar presente en 75 países diferentes, y una audiencia de +200 mil personas, con un AVE de 5 millones de euros (+87% en KPIs).

La noticia del estreno del cortometraje se hizo viral en las redes sociales de todo el mundo, con más de 300 millones de visualizaciones.

Debido a su enorme éxito, la película se emitió en horario de máxima audiencia en el principal canal de televisión del País Vasco, eitb.

Sentimiento: 100% positivo

El proyecto permitió a la Fundación BBK entablar relaciones con organizaciones e instituciones tanto nacionales como internacionales, ya que se interesaron por el proyecto (AVAAZ, Gobierno del País Vasco, Greenpeace…)

“BBK lleva más de 100 años comprometida con el desarrollo y la contribución a la sociedad de Bizkaia y creemos firmemente que ignorar el futuro no es una opción. Por eso, este proyecto nace del sentimiento de responsabilidad que tenemos con las próximas generaciones y de extenderlo a toda la sociedad. Con esta escultura queremos conseguir que la gente pueda sentirse identificada y que reflexione acerca de que con cada decisión que tomamos elegimos si nos hundimos o nos mantenemos a flote”.

Xabier Sagredo Ormaza
Presidente de BBK

Casos Relacionados.

IDEAS
20 Sep 2022

INFLUIR EN LA ERA DIGITAL: Del reto a la oportunidad

Digital es desintermediación. Tanto en negocio como en comunicación. O lo que es lo mismo, que puedas juntarte con desconocidos para compartir coche y destino sin tener que pasar...
16 Sep 2022

Chile busca una Constitución para todos

Los chilenos quieren un cambio, sí. En octubre de 2020, el 80% de los chilenos votaron a favor de sancionar una nueva Ley Fundamental. Se formó entonces una Convención...
15 Sep 2022

Digital experience: conexiones que crean valor

En un mundo global e interconectado en el que vivimos, los consumidores han cambiado su forma de relacionarse con las marcas y ahora, es más esencial que nunca, crear experiencias...
13 Sep 2022

10 retos de la ESG en un mundo convulso

El año 2030 parecía lejano y nos sentimos capaces de manejar la incertidumbre y los desafíos con el conocimiento (filosófico, tecnológico o técnico) del que disponíamos. Pero la velocidad,...

Queremos colaborar contigo.

¿Buscas ayuda para gestionar un desafío?

¿Quieres trabajar con nosotros?

¿Quieres que participemos en tu próximo evento?